Área de conservación Ngorongoro

tanzania 472 copia_

La Ngorongoro Conservation Area tiene una superficie de 8.300 Km2. No es un Parque Nacional sino una zona de conservación, administrada autónomamente: aquí se conserva el ambiente y se reconoce el derecho de asentamiento de las comunidades Maasai. A partir del 1978 es Patrimonio de UNESCO y del 1981 es Reserva Internacional de la Biosfera. La Ngorongoro Conservation Area incluye diferentes ecosistemas: selvas pluviales, praderas, amplias superficies de hierbas en la zona de confín con el Serengeti. En este zona está el famoso Cráter de Ngorongoro (superficie de 265 Km2), los Cráteres Highlands a norte-este del Cráter (con el volcán Olmoti y la Caldera de Empakai) y las Ngorongoro Plains en el Norte-Oeste del Cráter de Ngorongoro que son parte fundamental del ecosistema Serengeti y juegan un papel clave en la Gran Migración, sobre todo entre diciembre y marzo/abril.

El Cráter de Ngorongoro es un ambiente único, sin iguales en el mundo. Es lo que queda de un antiguo cono volcánico cuya cumbre ha colapsado desde hace 2,5 millones de años, dando lugar a la Caldera actual: un tronco de cono, que en su interior tiene una “sartén” de 16/20 km de diámetro, con bordes levantados de unos 600 metros respecto al fondo y en su interior se ha desarrollado una sabana donde viven más de 25.000 grandes animales. Todas las especies de la zona, menos las jirafas (que aquí no encuentran alimentos) viven en el Cráter de Ngorongoro. El borde del Cráter alcanza una altitud de 2300 metros sobre el nivel del mar y ofrece vistas estupendas. Las laderas exteriores de las paredes están cubiertas por una espesa capa de selva primitiva. El Cráter de Ngorongoro es un verdadero Paraíso, pero unos aspectos nos llegan a considerarlo el clímax de un safari en Tanzani: su formación orográfica (un llano muy poco ancho, protegido por paredas abruptas) hace el safari poco emocionante, los animales están todos allí y se pierde el sabor de la búsqueda; además es la zona protegida en la cual se nota mucho la presencia turística: si en la grandeza del Serengeti los vehículos no se notan, aquí, al contrario, hay mucho atasco. Por eso y por el hecho de que en seis horas se visita muy bien toda la zona, pensamos que sea oportuno dedicar a la exploración del Cráter solamente un día.